×

PIERNAS CANSADAS

PIERNAS CANSADAS

Muchas personas (la mayoría suelen ser mujeres), padecemos el síndrome de las piernas cansadas. Uno de los motivos principales de la pesadez de piernas es la insuficiencia venosa, que provoca que las venas de las piernas presenten cierta dificultad a la hora de facilitar el paso del flujo sanguíneo y enviar la sangre de vuelta desde las piernas al corazón de un modo eficiente. Se facilita así la acumulación de líquidos o sangre en las zonas inferiores de las piernas, provocando la sensación de piernas pesadas, o bien provocando la hinchazón de piernas y la aparición de las temidas varices.

Los síntomas más comunes suelen ser pesadez en las piernas, así como dolor, calambres musculares, hormigueo, picor e hinchazón.

QUE CAUSA LA PESADEZ EN LAS PIERNAS

No siempre hay una causa específica, pero existen hábitos poco saludables, así como factores de riesgo que contribuyen a que aparezca como por ejemplo:

  • Vida sedentaria y trabajo: No hacer ejercicio y estar largos periodos de tiempo sentados o de pie.
  • Tabaco o alcohol: Afectan al correcto funcionamiento de nuestro organismo.
  • Mala circulación: Si aparecen varices o arañas vasculares, es un síntoma de que tienes mala circulación. Cuando el retorno de la sangre no se realiza correctamente, esta se acumula en las piernas, provocando los síntomas de las piernas cansadas.
  • Edad y genética: A medida que nos hacemos mayores tenemos más probabilidades de presentar insuficiencia venosa. También está asociada con la herencia familiar, por lo que el riesgo de padecerla es mayor si nuestros progenitores la presentan.
  • Cambios hormonales: Las personas con muchos cambios hormonales, sobre todo en mujeres embarazadas, son muy propensas a sentir pesadez en las piernas.
  • Altas temperaturas: El calor provoca que las paredes de las venas se dilaten más de lo usual, lo que favorece una mayor acumulación de sangre y retención de líquidos en las extremidades inferiores. Esto se traduce en una sensación de pesadez y cansancio en las piernas más intensa en personas con predisposición a padecer la enfermedad venosa crónica.

CONSEJOS PARA FAVORECER LA CIRCULACIÓN

 
Estos son algunos de los consejos preventivos y sintomáticos:                                                 
  • Bebe 2L d
  • e agua al día.
  • Descansa con las piernas elevadas y dar duchas de agua fría.
  • Aplica masajes ascendentes con geles y cremas como Tugas gel piernas cansadas.
  • Evita cruzar las piernas cuando estés sentada.
  • Intenta no utilizar calcetines ajustados al tobillo.

Para ayudar a mantener la circulación y tener una sensación de ligereza en las piernas te recomendamos Tugas Vencap Plus, un complemento alimenticio a base de bioflavonoides, extractos vegetales titulados y Vitamina C útiles para favorecer la regular funcionalidad de la microcirculación.